Reserva de Biósfera del Bosque Mbaracayú

El modelo de Reservas de Bioófera es propuesto por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1970, en el marco de un programa llamado: El hombre y la Biósfera (conocido también en inglés como: MaB, Man and Biosphere).

Cuando hablamos de la Biósfera nos referimos a la franja de nuestro planeta que reúne las condiciones para la vida, la parte habitable del planeta.

Al crear estas áreas lo que se busca es mejorar las relaciones entre el ser humano y el medio ambiente mediante la utilización racional y conservación de los recursos naturales, incluyendo también la interacción de las situaciones climáticas y geográficas.

Existen Reservas de Biósfera del programa MaB en todas las regiones y espacios del planeta; desde los fríos polos, hasta los áridos desiertos, desde las húmedas montañas, a los inmensos océanos, incluso en áreas urbanas muy pobladas. Esto esta simbolizado en alguna manera en el logotipo el Programa MaB, compuesto por la cruz de vida antiguo Egipto, y por los colores: azul de las aguas, verde de los bosques y la vegetación en general, blanco de la nieve, y rojo de los desiertos y las tierras áridas.

¿Qué son las Reservas de Biósfera?

Las Reservas de Biósfera son áreas geográficas, que tienen valores naturales de gran importancia que requieren de su conservación, y que al mismo tiempo son habitadas y utilizadas por la sociedad. En ellas, se busca desarrollar un modelo de desarrollo sostenible donde lo económico y lo natural puedan coexistir sin detrimento en el tiempo y el espacio. Por lo tanto no se trata de una figura de conservación a ultranza donde se prohíban diversos usos, sino que al contrario es una figura de ordenamiento donde los mismos se realizan de manera ordenada y equilibrada, y donde la conservación es entendida como una forma de uso y una base para el desarrollo sostenible.

¿Cuál es su función?

La función de las Reservas de Biósfera, además de la conservación y protección de la biodiversidad, es igualmente el desarrollo económico y humano, la investigación, la educación y el intercambio de información entre las diferentes reservas, que forman una red mundial creada por la UNESCO.

¿Cuál es la diferencia entre una Reserva de Biósfera y una Reserva Natural?

Una Reserva de Biósfera es un área donde se busca armonizar el desarrollo y la conservación, mientras que una Reserva Natural es un área de conservación. Esta segunda puede hacer parte de la primera, pues en toda Reserva de Biósfera se determinan áreas de conservación que son un elemento fundamental en la búsqueda y el desarrollo de modelos sostenibles.

LAS RESERVAS DE BIÓSFERA Y PARAGUAY, NUESTRA REALIDAD.

En Paraguay existen dos Reservas de Biósfera reconocidas por la UNESCO como sitios de Patrimonio Natural, la Reserva de Biósfera del Bosque Mbaracayú, reconocida en el año 2000; y la Reserva de Biósfera del Chaco, reconocida en el año 2005.

Si bien las Reservas de Biósfera son designadas por el Consejo Internacional de Coordinación del MaB, cada Reserva de Biósfera permanece bajo la jurisdicción soberana del Estado solicitante, y de las leyes que éste promueva para su mejor manejo.

La Reserva de Biósfera del Bosque Mbaracayú, se halla ubicada en la Región oriental, en el Departamento de Canindeyú. Posee una superficie total de 322.850 ha., de las cuales 64.406 ha. corresponden a su área núcleo, representada por la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú. En esta reserva se protege una muestra representativa de bosques húmedos de la cuenca del Paraná, y una pequeña porción de cerrado, ecosistema de pastizales arbolados, ambos de gran importancia por la biodiversidad que protegen.

La Reserva de Biósfera del Chaco se halla ubicada en los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón, y conformada por siete áreas núcleo, los Parques Nacionales Río Negro, Cerro Cabrera – Timané, Médanos del Chaco, Defensores del Chaco, Teniente Agripino Enciso y el Monumento Natural Cerro Chovoreca, con un total de 1.624.795 ha. Las zonas de amortiguamiento son colindantes a las áreas de conservación mencionadas, y en ellas pueden llevarse a cabo actividades compatibles con la conservación, abarcando unas 894.298 ha. Finalmente, la zona de transición, en la cual se debería fomentar las prácticas utilización sostenible de los recursos, comprende unas 2.035.816 ha., protegiendo extensos ecosistemas propios de la región chaqueña.

RESERVA DE BIOSFERA DEL BOSQUE MBARACAYÚ

La responsabilidad de la Fundación para el manejo de la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú y el área de influencia circundante fue reconocida por la Ley 112/91. Un largo y meritorio proceso comenzó en 1997 cuando la Fundación Moisés Bertoni decide nominar a la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú y su área de influencia como Reserva de Biósfera, cuando ni siquiera existía un Comité Nacional MAB (Man and Biosphere) de la UNESCO.

Tras tres años de estudios, presentaciones, gestiones y visitas de evaluación, en noviembre del año 2000 en su 16° Sesión, el Consejo Internacional del Programa MAB, en reconocimiento a la necesidad de conservar su riqueza cultural y natural, designa finalmente a la Cuenca Alta del Río Jejuí (área de 322.850 hectáreas que circunda a la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú) como Reserva Mundial de Biósfera, la primera en Paraguay.

La Reserva Natural del Bosque Mbaracayú es el área núcleo de la Reserva de Biósfera y constituye una reserva natural privada de 64.406 hectáreas, establecida y administrada por la Fundación Moisés Bertoni. Esta área es la mayor masa continua de Bosque Atlántico del Alto Paraná en el Paraguay, además de ser el área protegida mejor manejada del país.

En el año 2009 se estableció dentro de la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú el Centro Educativo Mbaracayú, un colegio con Bachillerato Técnico Ambiental en la modalidad de internado para jóvenes mujeres indígenas y campesinas; integrando elementos ambientales, sociales y económicos.

Ubicacion